• Disminuir tamaño de fuente
  • Aumentar tamaño de fuente
  • cambiar tamaño

HOMENAJE A NUESTRO PRESIDENTE

 

Doctor Ricardo A. Dodds

El fin de semana de las fiestas mayas parece haber acelerado un poco más el ritmo habitual de los argentinos.

Muchos estuvimos urgidos por llegar a una terminal de ómnibus, alcanzar un vuelo, tomar una ruta, o simplemente llegar a casa y vivir la sensación de un merecido descanso.

En este contexto de inusual prisa, se produjo en Argentina un acontecimiento de esos que marcan un antes y un después.  Partió físicamente de nuestro lado un grande, el Doctor Ricardo A. Dodds.

Y lo hizo en silencio, tal como vivió.  Rodeado del cariño de su tan extensa como querida familia, de sus amigos más íntimos, y del dolor de todos los que algún día cruzaron con él una palabra, un gesto, una sonrisa, o acaso una mirada.

Oftalmólogo mundialmente reconocido, acreedor de centenares de galardones nacionales e internacionales, ciertamente no fue éste su mayor distintivo ni corona.

Partió un profesional indiscutido, un investigador nato, un gran cirujano, un destacado consultor. Pero por sobre todo, ha partido un  maestro de vida.

Es que el Dr. Ricardo Dodds, supo ensamblar éxito profesional con intensa vida familiar, investigación con inquebrantable fe en Dios, trabajo incansable con silenciosa caridad.
Su hombría de bien, tuvo siempre ribetes de austeridad y entrega irrestricta a los más vulnerables de la sociedad, fueran éstos pacientes, amigos, familiares, o circunstanciales prójimos que la vida fue poniendo en su camino.

Quienes tuvieron el privilegio de pertenecer a su núcleo más cercano, como acaso los que una vez llegaron a su consultorio, coinciden en afirmar que su contacto –siempre- les ofreció la posibilidad de ser mejores personas. Su vida fue un permanente descubrir y desarrollar los talentos escondidos en cada uno.

Formó con Margot O´Farrel, su inseparable compañera de toda la vida, una familia numerosa, que se nutrió de su savia. Sus once hijos, 53 nietos y  21 bisnietos, garantizan su proyección y permanencia en el tiempo.

Cuando parecía ya haberlo realizado todo, el Doctor Dodds quiso entregar algo más a la comunidad. Es así que en el 2005 crea FUSAVI, fundación dirigida a la prevención y tratamiento de problemas visuales a los más carenciados, poniendo énfasis en la compañía a la persona que vive, siente y sufre detrás de una patología visual grave. Partió siendo Presidente y alma indiscutida de esta institución.

Sin duda, ha levantado vuelo un maestro de vida, gigantesco privilegio para sus contemporáneos y futuras generaciones.

Para todos los habitantes de este suelo, su partida en vísperas del 25 de mayo, parece querernos comprometer a trabajar por la unidad de esta Argentina, unidad de la que el Dr. Ricardo A. Dodds fue artífice en todos los ámbitos que le tocó frecuentar.

Para quienes tenemos fe, su partida dentro del tiempo pascual nos refiere además, signos de quien vivió esperando en la resurrección.

[<] VOLVER