• Disminuir tamaño de fuente
  • Aumentar tamaño de fuente
  • cambiar tamaño

Sabrina A.

Fecha de nacimiento: 29 de Agosto de 1996

Tiene 9 años. Vive en el Partido de La Matanza, y es la décima hija de una familia de 11 hermanos. De entre ellos, Natalia, Karen, Daniela, Tamara, Nahuel y Lautaro, tienen graves problemas visuales. En el caso de Sabrina, la evolución de sus cataratas congénitas, la llevaron el año pasado, a abandonar su exitosa escolaridad.

La familia vive con los ingresos de su padre, que realiza changas en la construcción, y cobra $150 en concepto del Plan Jefes de Hogar. Colabora con los gastos familiares Ubaldo, el mayor de los hijos. Con espontaneidad relatan que hace mucho tiempo que en su mesa sólo hay comida por la noche. Al mediodía, se contentan con algún litro de leche, y la “copa reforzada” que a los escolares les dan en el colegio.

A pesar de sus estrecheces económicas y culturales, el grupo familiar se preocupó y ocupó, buscando solucionar la creciente e invalidante discapacidad visual de Sabrina. Las etapas de peregrinaje, parecían acabar definitivamente con las esperanzas quirúrgicas de esta chiquita, llena de vida e intereses.

Sin embargo, la fuerza de la solidaridad que en la Argentina existe y se multiplica, apareció personalizada en el accionar del Club de Leones de Ezeiza. De allí, el contacto con el Dr. Pacheco y por él la llegada de Sabrina hasta el Dr. Adolfo Güemes. Este médico, socio fundador de FUSAVI, presentó el caso y asumió el desafío de la tan esperada y necesaria cirugía.

En esta suerte de alianzas que día a día se tejen en nuestro suelo, el Club de Leones proveyó los insumos quirúrgicos, la Clínica de Microcirugía sus instalaciones y el Dr. Adolfo Güemes y su equipo, su solidario profesionalismo. Y el milagro fue posible: el 20 de abril de 2006, Sabrina fue operada de ambos ojos.

Y como FUSAVI apuesta al paciente y su entorno, y cuenta con la solidaridad de profesionales comprometidos, seguirá trabajando en procura de solucionar, en la medida de lo posible, el problema visual de todos los componentes de esta meritoria familia argentina que, aunque muy carenciada, no escatima esfuerzos y sacrificios para obtener lo mejor para sus hijos.

Nota: el 1 de junio de 2006, fueron operados por FUSAVI Nahuel y Lautaro. Nuevamente la solidaridad del Dr. Adolfo Güemes y su equipo, y la generosidad de la Clínica de Microcirugía y el Club de Leones de Ezeiza, hicieron posible esta realidad. En el mes de mayo de 2008 fueron atendidas por FUSAVI Daniela y Karen.

[<] VOLVER